Distribuidoras de cine dan su opinión sobre la Ley Federal de Cinematografía

Para todos aquellos cinéfilos, esta es una noticia importante. Esta ocurriendo cambios en la industria cinematográfica que bien podrían afectar sobretodo a las distribuidoras cinematográficas. Pero, ¿es por un bien nacional o terminará afectándolo al intentar darle máxima prioridad?

Hace unos días, el mundo del doblaje entró en shock después de que se mal entendiera que eliminarían el doblaje de las películas del todo poniendo en riesgo miles de empleos. Hoy sabemos que la cosa no iba por ahí, sino que solo aparecerán subtítulos estando dobladas, es español o no. Esto se hizo para ayudar a las personas que tengan discapacidades auditivas o diferentes.

Pues hoy están en conflicto ciertos asuntillos tratados en la actualizada Ley Federal de Cinematografía. En esta se dice que de priorizará la distribución independiente de películas nacionales. Aquí el punto es promoverlas con más enjundia y que se exhiban en más salas dejando a un lado el cine internacional.

Comunicado completo del Posicionamiento de Distribuidores Independientes de Películas

Las distribuidoras hablan sobre la Ley Federal de Cinematografía

Por su puesto que cada quien tiene una opinión distinta acerca de esta Ley. Y es algo muy válido y respetable, pues cada quien ve por sus prioridades y conveniencias, que pueden ser muy diferentes de persona a persona.

No dudamos que el senador de Morena, Ricardo Monreal, quien propuso darle prioridad a las cintas nacionales tenía una muy buena intención, y de hecho no es mala idea promover más nuestro cine, que de hecho, tiene mucho potencial y agradecemos de todo corazón su existencia.

Pero, ¿cómo afectaría a las distribuidoras de cine internacional? Pues bien, estas distribuidoras se pronuncian sobre esta reforma, preocupándose en el impacto cultural que tendrá en nuestro país.

Durante estos 10 años, el cine internacional ha ido a la alza generando cada vez más interés en los espectadores llenando salas y por supuesto, también ha mejorado de manera económica.

Pensemos en todas las extraordinarias películas que han llegado de diferentes países al nuestro:

  • El secreto de sus ojos (Argentina)
  • Un asunto de familia (Japón)
  • Una separación (Irán)
  • Melancolía (Dinamarca)
  • Guerra fría (Polonia)
  • La mujer que cantaba (Canadá)
  • Amigos (Francia)
  • La reina infiel (Dinamarca)
  • La bicicleta verde (Arabia Saudita)
  • Amor a la carta (India)

Y por supuesto no olvidemos las películas ganadoras del Oscar en sus diferentes categorías, que hemos tenido la oportunidad de ver, como La La Land: Una historia de Amor, 12 años de esclavitud, Luz de Luna, Hasta el último hombre, El árbol de la vida, entre muchas otras.

Escena de la película «Amigos»

Pues bien, años de esfuerzo por lograr lo que hoy tenemos, podría quedar casi en el olvido al disminuir la cantidad de salas en las que serán exhibidas estas películas y que tal vez terminen abarrotándose prefiriendo al cine independiente nacional por mera preferencia del público.

«Como operadores dentro de un mercado que funciona de manera eficiente, regido por la preferencia del cliente en cuanto a la película que desea ver, nos preocupa que la Iniciativa presentada incorpora medidas que distorsionan el mercado al imponer cuotas para películas, y establecer limitantes a la oferta de funciones y salas». Declara la empresa.

Nada nos asegura que el público vaya a elegir forzosamente estas películas sobre las internacionales ya que desde la globalización cinematográfica en nuestro país, se ha puesto estricta atención en sus gustos y demandas. Y es precisamente por esto que las distribuidoras de películas internacionales han crecido hasta el cielo dese el 2010.

¿Y qué hay sobre los trabajadores de esta industria?

Si bien hay que preocuparos de que ya no exista tanto este hermoso intercambio de culturas por ya no promover tanto el cine internacional, a través del cual conocemos las costumbres, tradiciones y hasta personalidades distintivas de cada país, hay que preocuparnos también por el empleo de las personas que trabajan para estas distribuidoras.

No hablemos sólo de los empleados directos sino de los indirectos, que también con clave para hacer posible la difusión de los estrenos y nuevos proyectos: Publicistas, Medios, Logística, Relaciones públicas y muchos más…

Todos son parte del éxito que han tenido estas películas. Y debemos reconocer que estas distribuidoras también han apoyado muchísimo al cine mexicano. ¿Cómo olvidar Qué culpa tiene el niño,Hasta que la boda nos separe, Ana y Bruno, Polvo, La camarista…?

“Dicho todo lo anterior, creemos que la iniciativa presentada contribuiría a dañar a la exhibición y distribución independiente ocasionando un daño irreversible en el peor momento posible, violando además nuestros derechos a la libre industria y los derechos del público en general al acceso a la cultura y al esparcimiento”. Concluye la empresa