Little Nightmares 2, de vuelta a las pesadillas

Buen día, Zoneros. Ustedes no están para saberlo, ni yo para contarlo, pero, no hay nada más bonito que un juego cumpla con las expectativas. Realmente no hay una situación que defina más a Little Nightmares 2 que la mencionada en nuestras líneas anteriores, el juego logra justamente lo que esperábamos de él. 

Estamos ante un juego que se atreve a ser más ambicioso. El juego crece en cuanto a duración y en el resto de sus facetas. Hablamos desde los gráficos (lo visual), hasta la forma de jugarlo (gameplay). El juego resulta más fácil de digerir que su anterior entrega, es más coherente en muchos aspectos, cosa que levanta mucho el juego.

El anterior se sentía como un licuado que apenas y lograba convencerme con su sabor, pero ahora es diferente. Realmente estoy ante un buen cuento de terror, en donde cada acción se siente justificada y con una consecuencia. No te digo que esto se siente durante todo el juego, pero si en su mayoría. Estamos ante una joyita digna de reconocimiento, esperemos que le vaya de maravilla.

¿Un nuevo protagonista en Little Nightmares 2?

La llegada de Mono es vital para contar esta historia, es parte del motor. Es lo que da ese salto para pasar de jugar en escenarios random sintiéndonos extraños a querer entrar a una nueva historia. Sabemos que el no jugar con el protagonista de la entrega anterior (en este caso Six) suele ser difícil. Pero tranquilos que en este caso ambos salen y la participación de Six, aunque sea menor, no afecta o genera conflicto.

Debemos acostumbrarnos a que Mono es quien lleva las miradas en esta ocasión. Con él vamos a resolver los acertijos, con él vamos a vivir la historia y con él vamos a pasar algunos ratos solos. En el lado de la inteligencia artificial de nuestra compañera de aventuras… Nos ha gustado mucho y podemos decirte que está lejos de afectar, Six suma cuando tiene que hacerlo.

Una mejor forma de contar las cosas

Un gran punto a favor, como mencionamos antes, es el aspecto narrativo. El juego logra muy bien evolucionar este aspecto dentro de la franquicia. No hay diálogos, no hay cinemáticas, todo es a pura intuición. La fragmentación de capítulos es meramente para saber qué nos vamos a enfrentar a otro Jefe y eso no es nada malo.

El sigilo sigue estando de este lado, aun debemos ser muy cuidadosos y saber escondernos cuando podamos. La historia se cuenta a través de momentos específicos, puede ser en alguna situación o en una mecánica. Ahora, no vamos a contar más, pero, hay más que añadir en este aspecto, queremos que lo descubras tú mismo.

El espectáculo visual está a la orden del día. Desde los monstruos hasta los escenarios. Las luces juegan un papel importante para distinguir el cambio de zona, muy bien por parte de Tarsier Studios. Acá hace falta hacer un hincapié, la verdad es que dejan muy alta la vara al principio, desde el segundo nivel llegamos a ese momento irrepetible. No me malentiendan, el juego es bueno, pero, creanme cuando les digo que no habrá otra zona como la del colegio.

¿Vale la pena Little Nightmares 2?

Hijole, yo te diría que sí. Pero, no estoy seguro. Siento que el juego se hace un poco corto y quizá eso no le va a gustar a más de uno. Otro punto en contra es que baja mucho la intensidad en el final, todo el tiempo vamos bien, y conforme avanzamos todo se va haciendo más flaquito. 

No obstante sabe pulir las flaquezas de su anterior entrega. Es un juego que marca una sonrisa de principio a fin, si tienes una mínima cosquilla de jugarlo… ¡No lo dudes! Te prometo que te va a gustar. Es una inversión que vale la pena, además que es un juego con un precio de salida bastante barato. Lo vas a encontrar por un precio de 30 dólares o 600 pesos mexicanos.

¿Qué opinas? ¿Lo vas a comprar?