RESEÑA: Cruella – ¿Una pasarela insuperable?

Saludos, queridos zoneros. Estoy muy emocionado de contarles lo que opino del nuevo live action de Disney… Así es, estoy hablando de Cruella. Recuerdo que esta idea tenía muchos años en el horno y recuerdo que el proyecto siempre fue para la hermosa Emma Stone. Hoy puedo decirles que la elección fue un rotundo acierto y que el personaje le queda de maravilla (cómo cada cosa que interpreta). Las expectativas quizá en esta ocasión no son tan altas porque ya nos hemos llevado muchos golpes al corazón (sí, te estoy hablando a tí, Dumbo). 

Pero hoy estamos aquí para celebrar. Si es verdad que este personaje es uno de los más emblemáticos de Disney, la realidad es que la compañía del ratón lo tomó de la obra 101 dálmatas del autor Dodie Smith en el ya lejano 1956. Esto no es de extrañar, si se ponen a analizar, Disney tomó muchos personajes de cuentos populares para hacer sus propias adaptaciones. No obstante la realidad es que el trabajo es tan bien logrado que todos esos personajes terminan siendo asimilados a esta empresa.

La primera vez que Disney se animó a traer este personaje en carne y hueso a la pantalla grande, fue en los años 90 de la mano de Glenn Close. En su momento fue algo muy bueno, incluso seguía siendo sobresaliente dentro de todos los live action existentes que tiene la compañía. En esta nueva visión de Cruella, no se han olvidado de esa adaptación y tenemos una reimaginación del tema original y… ¿Un homenaje? Aquí no hacemos spoilers, guiño, guiño.

Cruella
Emma Stone como Cruella – Disney

La libertad creativa es su mayor acierto

Es hora de hablar de lo bueno, de la verdadera razón por la cual todos la queremos ver.  La señorita Stone lo hace de maravilla. Creo que la principal razón de que todo caiga en su lugar, es la libertad creativa que desprende esta cinta. No quisieron apegarse a lo ya conocido y ese es un acierto ENORME. El darle un nuevo punto de vista al personaje de Cruella es lo mejor que pudo pasarle, pues no está limitado a seguir una línea, es todo lo contrario, es totalmente salvaje.

La silla de director fue ocupada por Craig Gillespie (Yo, Tonya) y la ambientación en su mayoría proviene de la elegancia que desprendía Londres en los años 70. Es en este entorno donde se va a desarrollar la vida de nuestra querida Estella, una pequeña que termina en esa ciudad después de una serie de eventos desafortunados. Por suerte para ella, conocerá a quienes serán sus amigos más confiables Jasper y Horace. Además, entran un par de lomitos que harán de las suyas aportando grandes momentos dentro de la película.

Emma Stone ejecuta todo de manera impecable. Sabe manejar perfectamente las dos facetas que tiene su personaje, pasando de una chica tierna que sueña con ser la mejor modista de la historia, a una de las villanas más crueles de la historia. Del otro lado de la moneda, tenemos a Emma Thompson. Y bueno, ¿Hay algo que esa mujer no haga bien? Exacto, no hablaremos más de esto, no hace falta. Además, como mención honorífica, tengo que destacar el trabajo de John McCrea como Artie. No les voy a contar más, pero, recuerden ese nombre y mis palabras.

«Call me Cruella» – Disney Studios

El sonido, el vestuario y lo que opina el tío Daily Zone de Cruella

Es momento de hablar de los pesos pesados que llevan a esta película al siguiente nivel. Vamos a comenzar con el soundtrack que madre de dios, te alabamos señor, que bueno es. El material tiene la palabra de lujo tatuada de inicio a fin. Escuchar “Feeling Good” de Nina Simone o “Five to One” de The Doors, es un deleite. Simplemente cada una de las rolas seleccionadas parece la opción perfecta. Pero ese es solo uno de los 2 puntos destacables, así que vamos al siguiente.

Detrás de la cortina número 2, tenemos el excelente, el majestuoso trabajo de vestuario creado por la brillante Jenny Beavan. Esta mujer ya tiene 2 estatuillas de la academia y tengan por seguro que este trabajo le dará la tercera. Toma mucho de lo que en ese entonces era la alta costura, lo que la gente realmente importante vestía. Pero no solo es eso, pues cuando Cruella entra a escena, mezcla ese mundo con la escena punk de aquellos años. ¿El resultado? Unos vestidos que deberían estar en un museo. El gusto de esta mujer es incuestionable.

Pero bueno, es momento de darles mi opinión: La película es buena y creo que vale la pena darle tu boleto de cine. Otra de las opciones válidas es hacer la coperacha y pagar su early access en la plataforma de Disney+. En momentos pierde fuerza, por una dinámica muy a la El diablo viste a la moda, pero creo que sabe darle justificación y darle su respectiva remontada conforme avanza la historia. Cruella es por mucho el mejor live action con el que cuenta Disney actualmente. Al final se nos da un guiño sobre una secuela, misma que espero que nunca ocurra, y, si llega a pasar, se necesita ejecutar con la misma pasión que ésta.

Cruella

9.5

Calificación

9.5/10

Pros

  • Excelente ambientación
  • Vestuario digno de toda premiación
  • Soundtrack de 10
  • Buenas actuaciones

Contras

  • Podría sentirse lenta a la mitad
  • Un homenaje que puede pasar desapercibido