RESEÑA: Querido Evan Hansen | Mejor busquen a Broadway

Saludos, queridos zoneros. Hoy es día de reseña, hoy es día de gozar. Es momento de hablar de ese musical que anda haciendo un poco de ruido en las filas de atrás. En los últimos años hemos visto como los musicales han ido tomando más fuerza nuevamente; no vayamos más lejos, este mismo año llegó Querido Evan Hansen, Tic, Tic… Boom, la nueva versión de Amor sin barreras y (gracias a Dios estás aquí), Anette. La cosa es que esta adaptación no era algo fácil de llevar a la pantalla; después de todo… Su versión presentada en Broadway cuenta con seis premios Tony.

En fin, Evan, nuestro protagonista, usa un yeso para proteger su brazo izquierdo después de sufrir una caída desde un árbol. Además, es un adolesente, por lo que está terriblemente enamorado de Zoe Murphy, una chica que toca la guitarra en la banda de la escuela. Desafortunadamente nuestro chico sufre de ataques de ansiedad; para tratar de manejar estas situaciones, su terapeuta le ha pedido escribirse cartas a él mismo; “Querido Evan Hansen…”. No obstante todo se va al retrete cuando Connor, hermano de Zoe, lee y se lleva a casa una de esas cartas.

Y bueno, cualquiera podría pensar que no es para tanto, pero… Connor decide suicidarse. Es cuando todo se complica para nuestra estrella. Los padres de Connor, al encontrar la carta de Evan en su ropa, automáticamente piensan que se trataba de su mejor amigo, de una persona que conocía a su hijo; incluso mejor que ellos mismos. A partir de aquí, Evan decide seguir con esa mentira y ganar fama y amigos a costa de eso. Si has visto esta clase de películas antes, seguramente sabes como termina.

Querido Evan Hansen: una película con problemas

Claramente no estamos aquí para hablar de la película del año, si ese fuera el caso, seguramente lo habría escrito en las primeras líneas de la reseña. La cinta tiene problemas y algunos son realmente graves. Empecemos con que Ben Platt está muy lejos de parecer un adolesente; ¿Quién pone a un chico que está en sus 30 a interpretar a un adolencente? Causa mucho problema ver a alguien con una fisonomía tan desarrollada y fingir que va a la preparatoria. Afortunadamente para él y para nosotros, su voz ha sido el conducto para sobrellevar las cosas.

A todos estos problemas que tenemos por una mala elección de reparto; vamos a añadirle que Evan no es un personaje agradable. Hablamos de una persona que no siente el mínimo respeto por los padres de un chico que acaba de morir. Se aprovecha de ellos y de todas las personas que tiene alrededor. Es un ser lleno de apatía y que incluso termina jugando con los sentimientos de la chica que le gusta. Veo triste como en esta película nadie se siente completamente real, aún retomando que hablamos de situaciones girando en torno a un suicidio.

Es preocupante que con un buen elenco las cosas terminaran de esta manera. Las canciones se sienten vacías y están ahí simplemente porque es un musical. Creo que la película está lejos de entender o identificarse con las personas que luchan con problemas de salud mental; al final solo posee una comprensión superficial de lo que realmente pasa afuera. Para que me entiendan un poco; en una escena Evan consigue una grabación de Connor cantando en una terapia de grupo y se la envía a todo el mundo. ¿Quién hace eso? ¿Quién graba en sesiones de terapia? ¿Por qué lo enviaría de ser así? Fue clara la desesperación de generar algo en los minutos finales.

Querido Evan Hansen

5

Calificación

5.0/10

Pros

  • Julianne Moore
  • Amy Adams

Contras

  • Un hombre tratando de ser un adolescente
  • Canciones sin vida
  • No transmite nada