WandaVision: Así fue el primer Disney+ Originals en Marvel Studios

WandaVision, fue la serie que todos esperábamos desde que salió Disney+ en Latinoamérica. Pues Disney dio en el blanco al comprar los derechos de la compañía Marvel, ya que no importa si eres gran fan o un inocente conocedor; todos tenemos en mete a sus maravillosos personajes.

Decidieron adentrarse a la aventura de los superhéroes con Wanda y Vision, dos sujetos que dejaron muchas preguntas al aire después de la muerte de Vision y el gran regreso de Wanda tras la ayuda de Hulk. Claramente era una buena oportunidad para crear una historia que resolviera los cuestionamientos que quedaron pendientes.

El proyecto tan sólo contó con nueve capítulos, lo cual es un poco extraño, al vivir en un momento de series con muchas temporadas. Esto no quiere decir que haya sido un error, al contrario, la mayoría especulamos que cada sesión sería reveladora, pero es momento de analizar qué tanto fue así en está pequeña reseña.

WandaVision

Los primeros guiños de WandaVision

La plataforma lanzó los dos primeros capítulos el 15 de enero del presente año, lo cual no fueron muy aplaudidos por el público, pues no se entendía la razón por la cual estuviesen sumergidos en un ambiente de comedia de loa años 50. No sabíamos cómo es que Vision estaba vivo y qué pasaba por la cabeza de Wanda.

Realmente creo que estos dos episodios estuvieron desperdiciados entre tanta fantasía, al igual que como en toda WandaVision, con los siente minutos de créditos. Aunque aparecen pequeñas pistas que nos hacen saber que está ocurriendo algo extraño. Al final del primer apartado, se muestra que los están observando a través de una pantalla, en el segundo lapso, la aparición del helicóptero y el intentó de comunicarse con ella por la radio levanta sospechas.

Y me refiero a que estuvieron desperdiciando porque muy pocos entendían las referencias a las que querían aludir. Para tener tan poco tiempo para explicar varias situaciones en este enredo, no fue la mejor manera de empezar, pues al final terminaron afectando toda la trama. 

WandaVision

El desarrollo y sus complicaciones

La idea de comedia continua, pero ya con más espacios para lo que en verdad era importante o al menos los fanáticos esperaban. Se entiende que Wanda ha creado un universo paralelo con base en su vida soñada, pues el argumento de querer sobrellevar su duelo en un mundo idílico, parece lógico.

Este lapso de la serie es más intrigante; desde mi punto de vista ahora si te hace querer saber más a diferencia del comienzo. Aunque tampoco creo que la hayan distribuido de la mejor forma, ahora intentan explicar tanto del pasado, que dejan sin resolver los puntos que interesaban.

Uno de ellos es Pietro, después de su mención en el tercer capitulo, motivo por el cual Mónica sale expulsada del mundo creado por Wanda, y por su supuesta aparición en el espacial de Halloween, imaginábamos que algo inesperado vendría o que la trama daría un giro excepcional.

Y tristemente otra vez nos equivocábamos, lo único que se intensificaba era el protagonismo de Agatha, un personaje que desde el principio entendimos que no era lo que aparentaba ser. Todos estos elementos contribuyeron a un desenlace muy poco convincente en WandaVision.

WandaVision y su cierre poco aclamado

Para este momento de la serie, la organización de Wanda ya tenia grandes problemas. Vision ya se había dado cuenta de la farsa en la que estaba inmiscuido, el supuesto Pietro no era más que un engaño y Agatha toma las riendas del juego que tanto le había costado construir.

El octavo episodio está dedicado para mostrarnos la infancia de Wanda y cómo es que llega al punto de construir su mundo de ensueño. Tal vez si era necesario agregar esté contenido, pero no creo que exponerlo hasta casi el final de la serie, fuese lo más acertado. Capítulos atrás hubiese sido más beneficioso, pues lo único que ocasiono, fue un final muy apresurado.

La serie que tanto prometía, culmina con una batalla bastante chafa entre los dos personajes masculino. Básicamente sus conflictos los resuelven con un debate, y para ser un género de acción, no es lo más inteligente. Si había tanto por resolver, pudieron haber alargado el final, y darle espacio a lo que en verdad importaba, no a sus créditos que solo nos hacían deslizar el dedo para ponerles fin.

Y la batalla entre Wanda y Agatha tampoco fue lo más extraordinaria. Wanda termina recuperando sus poderes y dejando a la vecina chismosa en su mundo paralelo. Un cierre al decir verdad muy Disney, donde la supuesta villana termina en un castigo inofensivo y la protagonista libre.

En resumen, podría decir que su mayor error fue la distribución del contenido, esperaron mucho para crear un ambiente tenso y una vez logrado, no pudieron acotarlo. La resolución de la idea central quedo a un lado. El formato de una mini serie sigo creyendo que es buena, pero en su primer intento quedaron cortos.